Adultos solteros

Las congregaciones de adultos solteros brindan una oportunidad para que los solteros compartan, sirvan y aprendan a vivir una vida cristiana con otros miembros de su edad. Porque sin importar la etapa de tu vida en la que estés, es importante seguir a Jesucristo y esforzarse por ser lo mejor posible.

Adultos solteros conversando

El ambiente social

Los barrios de solteros son muy sociables. Además de sus reuniones normales de domingo, los miembros de los barrios de solteros se reúnen durante la semana para otras actividades. Las actividades específicas dependen de la congregación, pero pueden ser una noche de talentos, competencias deportivas, una noche de películas y más.

Una de las partes más importantes de la vida social de los solteros es salir en pareja. Estas congregaciones dan la oportunidad de conocer a otras personas con valores e intereses similares y muchas parejas felizmente casadas podrán decir que se conocieron en un barrio de solteros. Pero eso no es todo. Estos barrios brindan a sus miembros un lugar donde pueden sentirse aceptados, amados y apoyados por otros que se encuentran en una etapa similar de la vida y donde todos pueden aumentar su fe en Jesucristo.

 

Escucha las experiencias de otros

Apoyo espiritual

Los barrios de solteros son muy semejantes a otras congregaciones de Santos de los Últimos Días porque ayudan a las personas a venir a Cristo. También tienen un grupo de hombres (cuórum de élderes) y un grupo de mujeres (Sociedad de Socorro) y ambos son supervisados por los líderes locales. El programa de ministración de la Iglesia (donde cada miembro de la congregación tiene a alguien que ha sido asignado para velar por sus necesidades), sirve para asegurarse que todos sus miembros se encuentren bien.

Institutos de Religión

Otra manera en que los jóvenes adultos solteros pueden fortalecer su fe es al asistir a un Instituto de Religión. El Instituto se lleva a cabo por lo general en salones de edificios de la Iglesia o en hogares de los jóvenes o de los instructores. Sin importar dónde te encuentres, el Instituto proporciona clases donde la gente puede aprender más sobre temas del Evangelio en clases impartidas por instructores muy preparados.

¡Bienvenidos!

Cada persona trae algo único a un barrio de solteros y tú no eres la excepción. Un barrio será tan bueno como la gente que lo conforma y que busca apoyarse, por eso te necesitamos a ti. Si estás en el rango de edad de un barrio de solteros (18 a 30 para barrios de jóvenes adultos solteros y de 31 en adelante para barrios de adultos solteros), ven y acompáñanos este domingo o a una de las actividades semanales y verás cómo podemos fortalecernos unos a otros.

Un grupo de adultos solteros se reúne para aprender de Jesucristo

Explora todos nuestros programas