Skip main navigation

¿Cuándo y dónde oramos?

Esta pregunta tiene muchas respuestas diferentes, ¡afortunadamente! Dios escucha tus oraciones sin importar cuándo o dónde estés orando. Simplemente mira la Biblia. La gente ora en las casas, en las habitaciones, en las cimas de las montañas, en los desiertos, a altas horas de la noche, temprano por la mañana, antes de las comidas y después de las batallas. Así que, tal vez no importa tanto en dónde estés durante la oración y en qué momento ores. En vez de ello, se trata de dónde se encuentra tu corazón cuando oras. En cualquier momento que desees o necesites hablar con Dios, ahí es cuando debes orar. En cualquier lugar en el que necesites sentir la influencia de Su amor, ahí es donde debes orar. No tienes que esperar el momento o el lugar perfecto (o ser perfecto). Simplemente ora. Dios te escuchará.

De las Escrituras

Si alguna vez piensas que existe un momento o un lugar demasiado incómodo para orar, simplemente mira a Jonás:

Al orar

No hay un lugar ni momento equivocado para orar, pero si sientes que podrías beneficiarte al orar en un ambiente más apacible, aquí tienes algunos consejos que te pueden ayudar. Ya sea que te encuentres en la naturaleza o en una habitación vacía, trata de orar en un lugar privado para que no se te interrumpa. Aunque es común orar justo antes de acostarse, tal vez te resulte más fácil concentrarte al orar un poco más temprano, cuando no estás tan cansado. Estos son pequeños ajustes, pero te sorprendería la gran diferencia que pueden hacer cuando estás tratando de que tu corazón esté en el lugar correcto para ofrecer una oración significativa.

Más preguntas acerca de la oración

Pregunta: ¿Debo orar antes de comer?
Respuesta: ¡Por supuesto! Muchas personas encuentran gozo al expresar gratitud por los alimentos.
Pregunta: ¿Tengo que orar en voz alta en público?
Respuesta: No. Ora en silencio si estás en un lugar en el que no te sientes cómodo para orar en voz alta.
Pregunta: ¿Qué pasa si no siento el deseo de orar?
Respuesta: Inténtalo de todas maneras. Incluso puedes pedirle a Dios que te ayude a sentir más el deseo de orar.
Pregunta: ¿Qué pasa si alguien interrumpe mi oración?
Respuesta: No te preocupes. Dios lo entiende. Cuando tengas la oportunidad, retoma donde te hayas quedado.

Explorar