¿Cómo puedo llegar a ser miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días?

Se puede aprender sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días de muchas maneras. Puedes asistir a las reuniones de la Iglesia, preguntar a tus amigos que son miembros qué es lo que creen o reunirte con nuestros misioneros. Si después de aprender acerca de la Iglesia deseas llegar a ser miembro, puedes elegir bautizarte. ¡Mira los siguientes videos para escuchar relatos y experiencias de personas que se han convertido en miembros!

Ven a la Iglesia. ¡Todos están invitados!

¡Una de las mejores maneras de aprender más y tener una idea de nuestra comunidad es asistir a la Iglesia con nosotros! No tienes que ser miembro para asistir a un servicio de adoración. Las personas que nos visitan siempre son bienvenidas. Nuestros servicios dominicales de adoración incluyen participar de la Santa Cena (o Comunión) y asistir a la Escuela Dominical o a otras clases de la Iglesia.

Una mujer le da la mano a una pareja afuera de un centro de reuniones de la Iglesia

Reúnete con los misioneros

Los misioneros pueden ayudarte a aprender acerca de nuestras creencias al compartir mensajes breves sobre Jesús, el plan que Dios tiene para ti y cómo puedes fortalecer a tu familia. Pueden responder las preguntas que tengas sobre la Iglesia y cómo hacerse miembro. Si deseas hablar de otros temas, o si tienes preguntas específicas, ¡no tienes más que preguntar! Reunirse con los misioneros no significa que hayas decidido unirte a la Iglesia. Es simplemente una manera de aprender más al respecto.

Bautízate

¿Cómo sabrás si deseas bautizarte? Lo sabrás cuando tengas un sentimiento seguro y de paz, de que lo que has aprendido es verdad. A esto lo llamamos un testimonio. Cuando obtienes un testimonio de Jesús y de Su evangelio, puedes seguir Su ejemplo al bautizarte. Juan el Bautista bautizó a Jesús por inmersión en el río Jordán (véase Mateo 3:13–17). Jesucristo enseñó: “… el que no naciere de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios” (Juan 3:5). Pueden bautizarte los misioneros o alguna persona que hayas conocido en la Iglesia.

Encuentra fortaleza por medio de Jesús, Sus enseñanzas y una comunidad amorosa