Sanar dentro de una comunidad

El dolor y la tristeza son una parte difícil pero inevitable de la experiencia humana. Al encontrar amistad y consuelo en una comunidad amorosa, será más llevadero navegar por estas aguas turbulentas.

Ayuda a otros

En el Libro de Mormón aprendemos que debemos “llevar las cargas los unos de los otros para que sean ligeras; sí, y llorar con los que lloran; sí, y a consolar a los que necesitan de consuelo” (Mosíah 18:8-9). Podemos llorar con nuestros seres queridos al consolarlos, servirlos y escucharlos.

Encontrar esperanza por medio de Jesús

Jesucristo, “un varón de dolores y experimentado en quebranto” (Isaías 53:3) sabe por lo que estás pasando. Él sufrió todo dolor para poder socorrerte en tu pesar y ayudarte a superarlo. 

Aprende sus historias completas

Un hombre entra en un edificio de la iglesia y es recibido por los miembros de la congregación

Descubre más temas