La Primaria: Solo para los niños

“…dejad a los niños venir a mí y no se lo impidáis, porque de los tales 
es el reino de Dios” (Marcos 10:14).

Pequeña ninã orando en la Primaria

Niños pequeños. Una gran fe

Jesucristo mencionó a los niños como ejemplos de fe para todos nosotros. Él se tomó el tiempo para enseñarles a cada uno, así que en nuestras congregaciones hacemos lo mismo.

Nuestro programa para los niños de 3 a 11 años se llama la Primaria. Después de la reunión que tenemos los domingos para adorar, los niños asisten a clases que han sido preparadas especialmente para ellos. En estas lecciones y actividades los niños aprenden verdades sencillas, y al mismo tiempo importantes, sobre Jesucristo. También aprenden a usar las escrituras y comienzan a desarrollar su relación personal con Dios. El Tiempo para Cantar forma gran parte de esta experiencia donde cantan juntos lindas canciones de fe y valor.

Se les ve y se les escucha

Aunque los adultos ayudan a organizar y a enseñar, en la Primaria los niños participan activamente. Los pequeñitos aumentan su confianza y su fe mientras recitan Escrituras, hacen oraciones y dan discursos breves frente a los otros niños. En las clases, que se dividen por edades, tienen muchas oportunidades de expresarse y hacer preguntas en un ambiente para aprendizaje.

Pero eso no es todo. Para los niños mayores de ocho años, la Primaria tiene actividades extra durante la semana donde aprenden las enseñanzas de Jesucristo de una manera menos formal que puede incluir juegos. 

Uno de los principales eventos en todas las congregaciones es la Presentación Anual de la Primaria. Un domingo al año, los niños toman el tiempo en la reunión sacramental. Con canciones, escrituras y discursos se dirigen a la congregación en una conmovedora demostración de fe. Las lágrimas y la risa se hacen presentes mientras los pequeños comparten palabras desde el fondo de su corazón.

La guardería (y más pequeños)

Los niños entre las edades de 18 meses y tres años pasan la segunda parte de las reuniones dominicales en la guardería, un grupo de juegos estructurado que incluye juguetes, una merienda, canciones y una lección corta. Los bebés que son demasiado pequeños para la guardería pueden estar en las reuniones y clases de los adultos. Así que no duden en traerlos. Serán muy bienvenidos.

Ven y acompáñanos

Tanto los niños como sus papás están invitados a asistir a la Primaria los domingos y participar de las canciones, las actividades y las lecciones que hablan de buenos valores y de Jesucristo. Todos podrán encontrar algo para disfrutar.

Tenemos algo para todos.