Ser padres: Una función dada por Dios

Padres, abuelos, tíos, hermanos, amigos: nuestra vida es bendecida con hombres que nos han cuidado a lo largo de toda la vida.

...
Un padre sostiene a su hijo en hombros
Un padre sostiene a su hijo en hombros

Padre terrenal, Padre celestial

Ser padres, una función divina

La función del padre se originó con Dios mismo, nuestro Padre Celestial, y es una función y un llamamiento divinos. Llegar a ser padre, padrastro, abuelo o padre tutelar es una oportunidad de llegar a ser semejante a Dios, de amar y cuidar de los hijos como Dios nos ama y se preocupa por nosotros. Dios ama y apoya a todos los padres que se esfuerzan al máximo por criar y cuidar de las personas a su cargo.

Los padres nos enseñan cómo

Nefi “[nació] de buenos padres” y “[recibió], por tanto, alguna instrucción en toda la ciencia de [su] padre” (1 Nefi 1:1). Hay padres (un sustantivo) y quienes son padres (un verbo). Ser padre es enseñar a los hijos de muchas maneras: mediante el ejemplo, el consejo directo y todo lo demás. Nuestros padres, padrastros, abuelos y tíos pueden enseñarnos a andar en bicicleta, atarnos los zapatos o preparar una comida, pero lo más importante es que pueden ser buenas influencias que nos enseñan cómo seguir a Dios. Enós dio gracias por las cosas que sabía gracias a su padre cuando dijo: “[…] sabía que mi padre era un varón justo, pues me instruyó en su idioma y también me crio en disciplina y amonestación del Señor —y bendito sea el nombre de mi Dios por ello” (Enós 1:1).

Las figuras paternas son esenciales

Tu relación con tu padre puede ser fuerte y amorosa o distar mucho de ser ideal, pero creemos en alentar a los hombres de nuestras vidas a ser los mejores padres que puedan ser. El élder D. Todd Christofferson dijo: “Como Iglesia, creemos en los padres. Creemos en ‘el ideal del hombre que pone a su familia en primer lugar’ [Élder D. Todd Christofferson, “Padres”, Liahona, mayo de 2016, pág. 93]. “Creemos que ‘por designio divino, el padre debe presidir la familia con amor y rectitud y es responsable de proveer las cosas necesarias de la vida para su familia y de proporcionarle protección’ (“La Familia: Una Proclamación para el Mundo”, LaIglesiadeJesucristo.org). […] Creemos que, lejos de ‘estar de más’, los padres son únicos e irremplazables (Élder D. Todd Christofferson, “Padres”, conferencia general de abril de 2016).

El Padre Celestial ama a todos

Dios, nuestro Padre Celestial, es el ejemplo supremo de un padre justo. Incluso a pesar de nuestras debilidades, Su amor es completo e infinito. Nos invita a que hablemos con Él en oración. Él desea que seamos felices. No importa quién seas ni cuál sea tu relación con tu padre terrenal: puedes conocer el amor de Dios por ti y hallar gozo en una relación con tu Padre Celestial.

Una familia disfrutando juntos de la Iglesia

Ven y únete a nosotros

Busca una iglesia cercana.
Ingresa tu dirección completa Please enter a value

Creemos en crear familias fuertes mediante el evangelio de Jesucristo