Skip main navigation

¿Por quién oro?

Puedes orar por las personas que amas. Cuanto más abraces el evangelio de Jesucristo, mayor será ese grupo. Así que puedes comenzar orando por tu familia y amigos para que puedan vencer los diferentes desafíos físicos, emocionales y espirituales que enfrentan. Sin embargo, al igual que las ondas en el agua, tu capacidad de amar puede expandirse para incluir a otras personas que están lejos de tu círculo regular de interacciones. Quizás esto lo ejemplifique mejor Jesucristo en la cruz, al orar por aquellos que otros considerarían Sus enemigos, pidiéndole a Su Padre que los perdonara.

Dios también puede ayudarte a que tus oraciones se centren en tu interior a medida que aprendes a amarte mejor a ti mismo. Estarás más dispuesto a acudir a Dios para pedir ayuda, porque entiendes que Dios te ama ya que es tu Padre. Él desea que te acerques a Él para que pueda bendecirte como solo Él puede hacerlo.

De las Escrituras

En el Libro de Mormón, un antiguo creyente llamado Enós comenzó a orar por su perdón. Al orar sinceramente, recibió un testimonio de que, a través del sacrificio de Jesucristo, fue perdonado. Pero su oración no terminó allí.

Al orar

¿No sabes por quién orar? Entonces ora para saber por quién debes orar. Presta atención a los nombres que te sientas inspirado a recordar. Dios puede sorprenderte con algunas decisiones inesperadas. Además, al orar por ellos por nombre, presta atención a los sentimientos y pensamientos que recibas sobre cómo ayudarlos. Dios podría inspirarte en cuanto a cómo puedes ser una respuesta a tu propia oración.

Más preguntas acerca de la oración

Pregunta: ¿Debo orar por cada persona que conozco?
Respuesta: No cada vez que ores. Pero ¿por qué no intentarlo una vez?
Pregunta: ¿Puedo orar en cuanto a cosas normales y cotidianas?
Respuesta: Sí. Dios se preocupa por tu vida, incluso por las cosas normales y cotidianas.
Pregunta: ¿Qué pasa si hice algo realmente malo?
Respuesta: La oración es parte del arrepentimiento. Dios estará contento al saber de ti.
Pregunta: ¿Qué pasa si olvido el nombre de alguien?
Respuesta: Ten la certeza de que Dios sabe a quién te refieres.

Explorar