Qué esperar de una reunión de la Iglesia

Asistir a la Iglesia con nosotros por primera vez puede ser un poco más fácil cuando sabes qué esperar. Esta es una guía rápida para algunas de las preguntas más comunes sobre nuestras reuniones.

Una congregación en la Iglesia aprende sobre Jesucristo

¿Cómo debo vestirme?

Simplemente trata de estar presentable. Te invitamos a que te vistas de manera que te sientas cómodo. La mayoría de los hombres visten traje o camisa y corbata; las mujeres suelen llevar vestido o falda, y los niños, por lo general, también se visten de manera formal.

¿Me sentiré incómodo si asisto solo?

Muchos de nuestros miembros asisten a la Iglesia solos cada semana. Sin embargo, si deseas que alguien asista contigo la primera vez, no dudes en ponerte en contacto con la congregación más próxima a ti. Te encontrarán un amigo con el que sentarte. Es difícil ser nuevo, sea cual sea la situación, pero pronto conocerás a los demás miembros y te sentirás como en casa.

¿Sabrán todos que estoy de visita?

Probablemente dependa de lo numerosa que sea la congregación que visites. Algunas son tan numerosas que los miembros tal vez no se den cuenta de que estás de visita. Otras, en cambio, tienen tan pocos miembros que todos se conocen entre sí y reconocerán, y acogerán, al recién llegado. De cualquier manera, no dudes en presentarte o en hacer preguntas. A todos les alegrará que estés allí.

¿Cómo son las reuniones y cuánto tiempo duran?

El horario de la Iglesia se divide en dos: La primera hora se llama reunión sacramental. Cantamos himnos (se proporcionan los himnarios). Alguien ofrece una oración al comienzo y al final de la reunión. Tomamos la Santa Cena (similar a la Comunión) como un recordatorio del sacrificio de Jesucristo por nosotros. La Santa Cena consiste en pan y agua que representan el cuerpo y la sangre de Jesús, los cuales son bendecidos y repartidos a los miembros de la congregación. También escuchamos a miembros de la congregación que dan sermones, llamados “discursos”, sobre diversos temas del Evangelio, incluso experiencias personales que hayan tenido. Después de la reunión sacramental hay otras clases para niños y adultos según sus edades. Si no sabes a dónde ir, pregunta a cualquier persona y estarán encantados de ayudarte a encontrar la clase correcta.

¿Tengo que hacer algún donativo?

No, no pedimos donaciones ni hacemos colectas.

¿Tendré que participar?

No, no se requiere que los visitantes participen. Cuando el pan y el agua de la Santa Cena se repartan a la congregación, tú simplemente le puedes pasar la bandeja a la siguiente persona. Al margen de eso, ponte cómodo y disfruta de la reunión. En la clase de Escuela Dominical, el maestro a menudo pide voluntarios para que lean. Simplemente no levantes la mano si prefieres no participar.

Una mujer le da la mano a una pareja afuera de un centro de reuniones de la Iglesia

Aprende más sobre nuestras creencias