¿Cómo me puede ayudar el Libro de Mormón a fortalecer mi familia?

Las relaciones familiares nos pueden brindar el mayor gozo de nuestra vida. En el Libro de Mormón encontramos historias de diferentes familias que enfrentaron situaciones difíciles y aprendemos en cuanto a sus reacciones ante ellas, tanto positivas como negativas. El Libro de Mormón enseña que cuando eliges seguir a Jesús, tu matrimonio se fortalece, puedes ser mejor padre o madre y puedes tener una familia más feliz.

...
La familia Sarabia es bendecida por el Evangelio de Cristo
La familia Sarabia es bendecida por el Evangelio de Cristo
"Mejores personas, mejor familia"

El matrimonio trae bendiciones

El matrimonio es una parte del plan de Dios. El matrimonio crea el espacio ideal para criar hijos. El Libro de Mormón menciona un grupo de personas justas que, “se casaban y se daban en matrimonio, y fueron bendecidos de acuerdo con la multitud de promesas que el Señor les había hecho” (4 Nefi 1:11).

Un matrimonio contempla el mar y disfruta de las bendiciones de Jesucristo en su vida

Enséñales a tus hijos a distinguir el bien del mal

La Biblia dice, “Instruye al niño en su camino; y aun cuando fuere viejo, no se apartará de él” (Proverbios 22:6). El Libro de Mormón también invita a los padres a criar a sus hijos en rectitud: “Mas les enseñaréis a andar por las vías de la verdad y la seriedad; les enseñaréis a amarse mutuamente y a servirse el uno al otro” (Mosíah 4:15).

Enséñales a tus hijos sobre Jesús

El Libro de Mormón nos enseña a centrar nuestras vidas en Jesús. El profeta Nefi escribió: “Hablamos de Cristo, nos regocijamos en Cristo, predicamos de Cristo, profetizamos de Cristo y escribimos según nuestras profecías, para que nuestros hijos sepan a qué fuente han de acudir para la remisión de sus pecados” ( 2 Nefi 25:26). Tus hijos serán bendecidos cuando les enseñes acerca de Jesús.

...
Alex Martinez
Alex Martinez
Alex Martínez: Puertorriqueño y padre devoto

Enséñales a tus hijos a amar como Jesús

El amor es más que un sentimiento, es una decisión. Una decisión que es particularmente importante en el matrimonio y las relaciones familiares. “La caridad es el amor puro de Cristo, y permanece para siempre; y a quien la posea en el postrer día, le irá bien” (Moroni 7:47). La caridad es el amor de Jesús y dura para siempre. Los matrimonios y las familias pueden fortalecerse cuando tienen como fundamento este amor duradero.

Ora con tu familia

La oración es una herramienta poderosa para las familias. En el Libro de Mormón, Jesús enseñó la importancia de la oración cuando dijo, “Orad al Padre en vuestras familias, siempre en mi nombre, para que sean bendecidos vuestras esposas y vuestros hijos” (3 Nefi 18:21).

El profeta Alma oró a Dios para saber cómo ayudar a su hijo. Más tarde, su hijo se arrepintió de sus errores y fue perdonado (Alma 36:20). Nació de nuevo, en parte, gracias a las oraciones de su padre.

El perdón en las familias

Las relaciones en el matrimonio y en la familia pueden ser difíciles y con frecuencia requieren del perdón. El Libro de Mormón nos enseña a perdonar y a pedir perdón: “Cuantas veces mi pueblo se arrepienta, le perdonaré sus transgresiones contra mí. Y también os perdonaréis vuestras ofensas los unos a los otros” (Mosíah 26:30-31). No hay matrimonios o familias perfectas, pero al perdonarnos mutuamente y al seguir el ejemplo de Jesús, podemos encontrar mayor felicidad.

Descubre más temas