Un edificio en el desierto hecho de bloques de piedra

Sinagoga, Nazaret

La Biblia nos enseña que Jesús creció en Nazaret, que era un pueblo relativamente pequeño a 105 kilómetros (65 millas) al norte de Jerusalén. Fue allí, al comenzar Su ministerio, que entró en la sinagoga en el día de reposo judío (el sábado). Durante el servicio, se puso de pie y leyó el libro de Isaías en el Antiguo Testamento. “El espíritu del Señor está sobre mí […] para dar buenas nuevas a los pobres […]; sanar a los quebrantados de corazón [y] pregonar libertad a los cautivos” (Lucas 4:18).

La invitación

Halla fortaleza en las Escrituras

Jesucristo utilizó las Escrituras para enseñar verdades espirituales importantes y para testificar de Su identidad como el Hijo de Dios y Redentor de toda la humanidad. Podemos encontrar respuestas y fortaleza al escudriñar las Escrituras. Durante los próximos dos días, abre la Biblia y busca un pasaje que te inspire personalmente y que te guíe. Si es posible, intenta encontrar versículos que nunca hayas leído antes, o toma versículos que te resulten familiares y busca una nueva perspectiva en cuanto a su significado.

Preguntas para reflexionar

¿Qué historia de la Biblia te inspira más? ¿De cuál de ellas siempre has querido saber más?

¿Cómo puedes aplicar lo que has leído a tu propia vida y experiencias?

¿Cómo podemos disponer de más tiempo en nuestro día para escudriñar las Escrituras en busca de inspiración?

Una Biblia abierta sobre la cama
Estudia la Biblia con nosotros
Estudio gratuito de la Biblia

Pasajes de las Escrituras acerca de la palabra de Dios

Representaciones

Anterior
Día 1
Siguiente
Día 3