¿Qué enseña la Biblia acerca de la familia?

La familia está en el centro del plan de Dios para la felicidad y el progreso de Sus hijos. La Santa Biblia enseña que Dios estableció a las familias desde el principio y nos muestra muchos ejemplos de familias fuertes. También nos enseña la manera de tener una familia amorosa y feliz.

Las familias en la Biblia

La primera familia: Adán y Eva

Los primeros habitantes de la tierra formaron una familia. Desde el principio, Dios bendijo y promovió las familias, y mandó a Adán y a Eva: “Fructificad y multiplicaos; y henchid la tierra” (Génesis 1:28). El ejemplo de Adán y Eva nos muestra que las familias son de Dios.

Otras familias de la Biblia

Algunos ejemplos muy conocidos de familias de la Biblia se encuentran al principio del Antiguo Testamento. Abraham, Isaac y Jacob siguieron el mandato de Dios de casarse y tener hijos. Abraham hizo todo lo posible por proteger a su esposa, Sara (véase Génesis 12), y ejerció la fe para disfrutar finalmente de las bendiciones que recibieron al tener a su hijo, Isaac (véase Génesis 21). Bajo la dirección del Señor, el siervo de Abraham viajó una larga distancia a fin de encontrar a Rebeca, una mujer justa, para que fuera la esposa de Isaac (véase Génesis 24). Y Jacob, hijo de Isaac, trabajó durante muchos años para casarse y formar su propia familia, la cual llegó a ser la casa de Israel (véase Génesis 29–30).

Reúnete con los misioneros por teléfono o video

Encuentra consuelo al hablar con los misioneros. Podemos leer las Escrituras contigo y ayudarte a encontrar paz por medio de la oración.

Nombre y correo electrónico
Nombre y correo electrónico
Dirección y teléfono
Información adicional
Verificar tu información
Ingresa un valor
Ingresa un valor
Ingresa un valor
Selecciona un país
Selecciona un país Selecciona un país
Ingresa una dirección
Lo sentimos, no pudimos encontrar ninguna dirección que te pueda ayudar.
Ingresa el nombre de la ciudad
Selecciona un estado
Selecciona un estado Depto./Región/Estado
Ingresa el código postal

Verificación de dirección

No pudimos encontrar una dirección que concuerde con la que ingresaste. Intenta modificarla, o puedes decidir dejarla como está y enviar el formulario.
No pudimos encontrar esa dirección exacta. Las correcciones que se sugieren de la dirección están resaltadas en rojo. Elige una de las siguientes opciones:
Se ha encontrado una concordancia exacta para tu dirección. Si es correcta, ¡sigue llenando el formulario!
  • Afghanistan
  • Albania
  • Algeria
  • American Samoa
  • Andorra
  • Angola
  • Anguilla
  • Antigua and Barbuda
  • Argentina
  • Armenia
  • Aruba
  • Australia
  • Austria
  • Bahamas
  • Bahrain
  • Bangladesh
  • Barbados
  • Belarus
  • Belgium
  • Belize
  • Benin
  • Bermuda
  • Bhutan
  • Bolivia
  • Bosnia and Herzegovina
  • Botswana
  • Brazil
  • British Virgin Islands
  • Brunei
  • Bulgaria
  • Burkina Faso
  • Burundi
  • Côte d"Ivoire
  • Cambodia
  • Cameroon
  • Canada
  • Cape Verde
  • Cayman Islands
  • Central African Republic
  • Chad
  • Chile
  • China
  • Colombia
  • Comoros
  • Cook Islands
  • Costa Rica
  • Croatia
  • Cuba
  • Curacao
  • Cyprus
  • Czech Republic
  • Democratic Republic of the Congo
  • Denmark
  • Djibouti
  • Dominica
  • Dominican Republic
  • Ecuador
  • Egypt
  • El Salvador
  • Equatorial Guinea
  • Eritrea
  • Estonia
  • Ethiopia
  • Falkland Islands
  • Faroe Islands
  • Fiji
  • Finland
  • France
  • French Polynesia
  • Gabon
  • Gambia
  • Georgia
  • Germany
  • Ghana
  • Gibraltar
  • Greece
  • Greenland
  • Grenada
  • Guam
  • Guatemala
  • Guernsey
  • Guyana
  • Haiti
  • Honduras
  • Hong Kong
  • Hungary
  • Iceland
  • India
  • Indonesia
  • Iran
  • Iraq
  • Ireland
  • Isle of Man
  • Israel
  • Italy
  • Ivory Coast
  • Jamaica
  • Japan
  • Jersey
  • Jordan
  • Kazakhstan
  • Kenya
  • Kiribati
  • Kuwait
  • Kyrgyzstan
  • Latvia
  • Lebanon
  • Lesotho
  • Liberia
  • Libya
  • Liechtenstein
  • Lithuania
  • Luxembourg
  • Macau
  • Macedonia
  • Madagascar
  • Malawi
  • Malaysia
  • Maldives
  • Mali
  • Malta
  • Marshall Islands
  • Mauritania
  • Martinique
  • Mauritius
  • Mayotte
  • Mexico
  • Micronesia
  • Moldova
  • Monaco
  • Mongolia
  • Montenegro
  • Montserrat
  • Morocco
  • Mozambique
  • Myanmar
  • Namibia
  • Nauru
  • Nepal
  • Netherlands
  • Netherlands Antilles
  • New Caledonia
  • New Zealand
  • Nicaragua
  • Niger
  • Nigeria
  • Niue
  • North Korea
  • Northern Mariana Islands
  • Norway
  • Pakistan
  • Palau
  • Palestine
  • Panama
  • Papua New Guinea
  • Paraguay
  • Peru
  • Philippines
  • Pitcairn
  • Poland
  • Portugal
  • Puerto Rico
  • Qatar
  • Republic of the Congo
  • Romania
  • Saint Barthélemy
  • Saint Helena
  • Saint Kitts and Nevis
  • Saint Lucia
  • Saint Martin
  • Saint Vincent and the Grenadines
  • Samoa
  • San Marino
  • Sao Tome and Principe
  • Saudi Arabia
  • Senegal
  • Serbia
  • Seychelles
  • Sierra Leone
  • Singapore
  • Slovakia
  • Slovenia
  • Solomon Islands
  • Somalia
  • South Africa
  • South Korea
  • South Sudan
  • Spain
  • Sri Lanka
  • Sudan
  • Suriname
  • Swaziland
  • Sweden
  • Switzerland
  • Syria
  • Taiwan
  • Tajikistan
  • Tanzania
  • Thailand
  • Timor-Leste
  • Togo
  • Tokelau
  • Tonga
  • Trinidad and Tobago
  • Tunisia
  • Turkey
  • Turks and Caicos Islands
  • Tuvalu
  • US Virgin Islands
  • Uganda
  • Ukraine
  • United Arab Emirates
  • United Kingdom
  • United States
  • Uruguay
  • Vanuatu
  • Vatican City
  • Venezuela
  • Vietnam
  • Wallis and Futuna
  • Western Sahara
  • Yemen
  • Zambia
  • Zimbabwe
Ingresa un valor

¿Cómo prefieres que te contactemos?

Ingresa un valor

¿Qué motivó tu solicitud? (Selecciona todas las opciones que correspondan)

Ingresa un valor

¿Te interesaría asistir a la iglesia con nosotros?

Ingresa un valor
¿Esta información es correcta?
Nombre y correo electrónico
Editar
Dirección y teléfono
Editar
Información adicional
Editar

Por favor, confirma:

Please select an option
Al enviar este formulario, certifico que yo doy, o la persona a quien refiero da, permiso para proporcionar información de contacto a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y para recibir correos electrónicos, llamadas telefónicas, y/o mensajes de texto de la Iglesia haciendo uso de la información que he proporcionado, incluso mediante el uso de tecnología automatizada. Utilizaremos los datos personales que proporciones de manera voluntaria en este formulario para satisfacer tus solicitudes, incluso la de ponernos en contacto contigo u otras personas a quienes refieras, por medio de representantes de la Iglesia. No vendemos tus datos. Puedes encontrar más información sobre nuestras prácticas de privacidad en VenirACristo.org/aviso-sobre-la-privacidad

¡Agradecemos tu solicitud!

Los misioneros se pondrán en contacto contigo para programar tu llamada. Ten en mente que la llamada puede venir de un número telefónico o código de área que quizás no reconozcas.

Los consejos de Jesucristo sobre la familia

Jesucristo enseñó acerca del matrimonio

Jesucristo enseñó que el matrimonio es santo y esencial en el plan de Dios: “[P]ero al principio de la creación, varón y mujer los hizo Dios. Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa. Y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino una sola carne. Por tanto, lo que Dios ha unido, no lo separe el hombre” (Marcos 10:6–9).

Jesucristo enseñó mediante el ejemplo

Jesús cuidaba de Su familia. A lo largo del Nuevo Testamento vemos que Jesucristo mostró amor por los miembros de Su familia, especialmente por Su madre, María. Aun estando en agonía en la cruz Jesucristo manifestó preocupación por el cuidado de Su madre: “Y cuando vio Jesús a su madre y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo. Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa” (Juan 19:26–27).

Otras enseñanzas de la Biblia acerca de la importancia de la familia

Los Diez Mandamientos

Uno de los Diez Mandamientos que se le dieron a Moisés en el Antiguo Testamento habla directamente de la relación que existe entre padres e hijos: “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da” (Éxodo 20:12).

El libro de Proverbios

El libro de Proverbios también contiene varias enseñanzas que se refieren específicamente a la familia: “El hijo sabio acepta la disciplina del padre, pero el insolente no escucha la reprensión […]. El bueno dejará herencia a los hijos de sus hijos, y la riqueza del pecador está guardada para el justo” (Proverbios 13:1, 22). “El necio menosprecia la disciplina de su padre, pero el que acepta la corrección es prudente […]. El hijo sabio alegra al padre, pero el hombre necio menosprecia a su madre” (Proverbios 15:5, 20).

Las enseñanzas de Pablo

El apóstol Pablo a menudo hablaba acerca de las relaciones familiares. Él aconsejó: “Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa, para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra. Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos; sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor” (Efesios 6:1–4).

Cómo hallar gozo como familia

Enseña a tus hijos a seguir a Jesucristo

Dios promete bendiciones para tus hijos cuando estos conocen y obedecen las verdades del Evangelio: “Si tus hijos guardan mi convenio y mi testimonio que yo les enseñaré, sus hijos también se sentarán sobre tu trono para siempre” (Salmos 132:12).

Estudia a menudo las Escrituras en familia

Lean la Biblia juntos como familia para poder comprender mejor la familia y la vida. La Biblia nos enseña: “Y estas palabras que yo te mando hoy estarán sobre tu corazón; y se las repetirás a tus hijos y les hablarás de ellas estando en tu casa” (Deuteronomio 6:6–7).

Presta servicio a los miembros de tu familia

Jesucristo enseñó que servir a los demás es lo mismo que servirlo a Él: “… en cuanto lo hicisteis a uno de estos, mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis” (Mateo 25:40). El servir a los miembros de tu familia puede ayudarte a llegar a ser más semejante a Jesucristo y a aumentar el amor en tu hogar.

Explora más temas

¿Cuál es el propósito de la vida?

Dios, nuestro amoroso Padre Celestial, desea que tengamos felicidad y gozo.

Cuatro maneras de fortalecer tu relación con Dios

Dios no es solo un ser al que oramos y en quien creemos. También es un Padre amoroso, y podemos tener una relación fuerte y significativa con Él. Tú puedes edificar y fortalecer tu relación con Dios al hacer tres cosas sencillas todos los días:

Jesús en el Libro de Mormón

Jesús pasó Su vida terrenal cerca de Jerusalén, enseñando a los judíos acerca de Su evangelio; pero también enseñó a las personas en otra tierra: el continente americano.

¿Es Dios real?

Sí. Y Él te conoce y te ama.

¿Qué es el Libro de Mormón?

Al igual que la Biblia, el Libro de Mormón es un registro antiguo que enseña acerca de Jesús.
Mormon.org Chat está escribiendo…