Los Diez Mandamientos

Dios nos dio mandamientos o reglas a seguir para que podamos vivir vidas más felices. Los Diez Mandamientos se aplican tanto hoy como en la época de Moisés. Sería prudente no solo aprenderlos, sino esforzarnos por vivirlos.

Moisés da a los hijos de Israel los Diez Mandamientos

¿De dónde provienen los Diez Mandamientos?

Después de que Dios liberó al pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto por la mano de Moises, les dio leyes bajo las cuales vivir. Diez de esas leyes se encuentran en Éxodo 20, en la Biblia, y son conocidas como los Diez Mandamientos. Dios aun desea que todos Sus hijos obedezcan esos mandamientos.

1

“No tendrás dioses ajenos delante de mí” – Éxodo 20:3

Dios desea lo que es mejor para ti. Si pones a alguien o algo antes que a Él en tu vida, es más difícil para Él bendecirte. Dios sabe que solo Jesucristo puede salvarte; ninguna otra cosa o persona tiene ese poder. De modo que Él te pide que primero lo elijas a Él y a Su Hijo.

2

“No te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosa alguna que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás” –Éxodo 20:4-5

Cualquier cosa que reverencias y honras por encima de Dios constituye una imagen tallada. Automóviles, ropa, deportes e incluso nuestros trabajos son cosas peligrosas para adorar, ya que solo ofrecen felicidad momentánea y podemos perderlas fácilmente. Dios siempre está ahí para nosotros y es la fuente de felicidad duradera.

3

“No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano, porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano” –Éxodo 20:

Esto puede significar usar los nombres de la Deidad para blasfemar, o profesar haber tomado sobre ti el nombre de Cristo como cristiano y, sin embargo, no vivir Su evangelio.

4

“Acuérdate del día del reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios” –Éxodo 20:8–10

El día de reposo es una oportunidad para alejarte de las actividades mundanas y centrarte en tu crecimiento espiritual al ir a la Iglesia, adorar a Dios y aprender a ser mejores cristianos. Observar el día de reposo es una señal a Dios de que lo recuerdas y lo amas.

5

“Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da” –Éxodo 20:12

Es importante mostrar respeto a nuestros padres. Esto puede ser diferente para quien, pero siempre deberíamos esforzarnos por amar y cuidar de aquellos que nos cuidaron primero. 

6

“No matarás” –Éxodo 20:13

Una regla simple, pero importante para recordar. 

7

“No cometerás adulterio” –Éxodo 20:14

Un hombre y una mujer hacen promesas el uno al otro cuando se casan. Estas promesas son importantes y romperlas puede causar profunda tristeza y dolor. Guardar estos compromisos lleva a una vida y matrimonio feliz.

8

“No hurtarás” –Éxodo 20:15

Es importante para Dios que sus hijos sean honestos los unos con los otros. Robar es tomar algo que no es tuyo y está en contra de este mandamiento.

9

“No dirás contra tu prójimo falso testimonio” –Éxodo 20:16

Cuando le mientes a alguien o dices la verdad parcialmente, estás dando "falso testimonio". Esto puede dañar gravemente a otros. Aun cuando no seas descubierto, el mentir te hiere espiritualmente y te aleja de Dios. 

10

“No codiciarás […] cosa alguna de tu prójimo” –Éxodo 20:17

Codiciar significa envidiar algo que otra persona tiene y que tu deseas desesperadamente. Codiciar hace a las personas miserables y les impide poner primero a Dios. Este mandamiento te cuida de caer en este mal hábito.

Aprende más sobre la Biblia, Dios y Su amor