Skip main navigation

Importantes expresiones de amor del sano desarrollo de los hijos basadas en las enseñanzas de Jesucristo

Las personas que tienen la oportunidad de ser padres o de tener bajo su cuidado niños pequeños pueden reconocer que criarlos representa un desafío diario. Al mismo tiempo, por muy difíciles que sean las cosas, siempre estarán dispuestos a hacer todo lo que esté a su alcance para que los pequeños estén bien. 

Tal como lo dice el Libro de Salmos: “… herencia de Jehová son los hijos” [Salmos 127:3]. Los padres entienden que los hijos son un regalo y una bendición en su vida. Reconocen que cada uno de sus pequeños es un hijo amado por Dios [Salmo 82:6] y que es su privilegio poder enseñarles y ayudarles a llegar a ser adultos buenos y felices. 

Esta responsabilidad incluye no solo atender sus necesidades físicas, sino también las emocionales; y es aquí donde el amor juega el papel principal. 

Los padres pueden amar y criar a sus hijos con paciencia, ejerciendo la caridad, dejando de lado el egoísmo y viviendo los mandamientos de Dios tal como Pablo invita a hacerlo en el Libro de Corintios [1 Corintios 13]. Estas son ocho maneras en las que puedes expresar tu amor:

1. El contacto físico

Los abrazos, las caricias y los besos son indispensables para criar hijos felices. Tal vez alguien podría pensar que cuando era niño en su familia no era costumbre demostrar cariño con expresiones físicas y piense que eso le impide expresar su amor. Sin embargo, las personas con frecuencia pueden hacer el esfuerzo de hacer un cambio y expresar amor por los demás.

Los pequeños necesitan padres que les hagan sentir su amor y aprecio. Las personas con frecuencia se sienten mucho mejor cuando alguien las abraza y les da palabras de apoyo y consuelo. 

Si tienes la oportunidad, proponte abrazar con frecuencia a cada hijo, es muy probable que muy pronto el amor y el cariño fluyan de tal manera que toda la familia se sienta cómoda y feliz demostrando su amor.

2. Pequeñas notas

Una nota sencilla con un mensaje de “te quiero”, “eres especial” o “¡que tengas un buen día!” puede hacer la diferencia en el día de tu hijo. 

En la actualidad, la tecnología nos da la oportunidad de estar comunicados en cuestión de segundos. Puedes enviar mensajes de texto o dejar pequeños detallitos escritos por ti. 

Es posible que los hijos pronto hagan lo mismo por sus padres, abuelos y hermanos, lo que podrá contribuir a que el hogar sea un lugar más agradable.

3. Dedicar tiempo

Dedicar tiempo a alguien es un regalo valioso. Establece un tiempo cada semana para dedicarlo de manera exclusiva a tu familia. 

Cuando los hijos son pequeños, es bueno que los padres dediquen un tiempo especial para cada uno de ellos. Con el paso del tiempo seguramente podrán ver la hermosa relación que los hijos construirán con sus padres y lo especiales que se pueden sentir cuando los padres les dedican tiempo exclusivo.

4. Decir te quiero, te amo

Nuevamente, es posible que no tengas el hábito de decir esas frases, y puedes tener miles de razones, pero con regularidad es necesario decirlo. ¡Hay que decirlo y demostrarlo!

5. Orar juntos

El hecho de arrodillarse juntos y de que padres e hijos se escuchen unos a otros al suplicar por cuidado, protección y los proyectos o desafíos de cada integrante, es algo que une a la familia como pocas cosas podrían hacerlo.

6. Jugar

Los niños aman jugar con sus padres. Ellos recordarán pocos detalles de la casa, pero atesorarán el tiempo que disfrutaron junto a sus padres. Esos son recuerdos que incrementan su valor con el paso de los años.

7. Respetar

Cuando los hijos van creciendo, los padres comienzan a entender un poco más sobre el respeto, pues ya no pueden ni deben intervenir en sus decisiones como cuando eran niños. 

Respetar a una persona y respetar sus decisiones también es una gran demostración de amor.

8. Disciplinar

¿Preguntas? Tenemos Respuestas

Amonestar a los hijos es otra de las caras del amor. Un padre que se toma tiempo para hablar y corregir a sus hijos demuestra amor sincero pues se está asegurando de que sean hombres y mujeres de bien. La disciplina y la amonestación jamás deben estar relacionadas con la violencia, la burla, el sarcasmo o cualquier tipo de agresión. 

Dar y recibir amor en la familia generalmente produce gozo, genera confianza y el paso por la vida se vuelve más dulce y placentero, disfrútalo siempre que esté a tu alcance.

Mormon.org Chat está escribiendo…