Desarrollar confianza en nosotros mismos con la ayuda de Dios

Cuando eres autosuficiente, puedes sentirte complacido con tu capacidad de cuidar de ti mismo y de tu familia y por encontrar soluciones a tus propios problemas. No solo eso, sino que estarás en mejores condiciones de ayudar a otros que se encuentran en desventaja.

Trabajador autónomo en su panadería

Ayudarnos a nosotros mismos para ayudar a otros

“El propósito temporal y espiritual de la autosuficiencia es estar en mejores condiciones para poder ayudar a otras personas que tienen necesidad”. —Elder Robert D. Hales

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ofrece cursos de autosuficiencia, donde los miembros de la congregación con experiencia pueden compartir con otros lo que han aprendido. Las cosas que se enseñan en estos cursos incluyen habilidades necesarias en la vida y programas que pueden ser de ayuda.

La responsabilidad en nuestras finanzas

El manejo de tu dinero es crucial para convertirte en una persona autosuficiente. Esto incluye evitar las deudas innecesarias, vivir con lo que ganas, hacer un presupuesto y ahorrar para los días lluviosos. (Dicho de otra manera, no compres cosas que no podrás pagar). Ser responsables con nuestras finanzas podría significar que no podrás tener todas las cosas en la vida, pero la estabilidad que tendrás no tiene precio.

Encontrar un empleo

Es difícil cubrir los gastos de nuestra familia si no tenemos un empleo estable. Los cursos de autosuficiencia de la Iglesia pueden ayudarte a desarrollar habilidades para encontrar un buen empleo. Por ejemplo: cómo escribir un currículum (hoja de vida), cómo encontrar oportunidades de trabajo, redes y conexiones, y la preparación para las entrevistas. Aprende más aquí.

Aprender un idioma

Parlez-vous français? How’s your English? Donde sea que vivas, si no hablas el idioma local o un idioma adicional, es probable que tengas problemas para encontrar trabajo. Hay cursos que te pueden ayudar a aprender un segundo idioma o a mejorar tu nivel. Esto será de gran ayuda para alcanzar la autosuficiencia.

Estar preparado

Además de estar emocionalmente preparado para los desafíos, también es conveniente estar preparado físicamente. Durante muchos años, los líderes de la Iglesia han enseñado la importancia de estar preparados al guardar alimentos, agua y otros suministros de emergencia para ayudar a nuestra familia a sobrevivir en el caso de un desastre, ya sea grande o pequeño.

Fondo Perpetuo para la Educación

Alrededor del mundo hay muchas personas que tienen el deseo y la inteligencia para hacer grandes cosas, pero primero necesitan ayuda para escapar de la pobreza. El Fondo Perpetuo para la Educación proporciona préstamos a los jóvenes adultos Santos de los Últimos Días para que puedan obtener una educación, y así consigan mejores empleos y paguen sus préstamos a fin de que el fondo pueda seguir ayudando a otros jóvenes.

Explora nuestra comunidad y descubre formas en las que podemos ayudarte.