Skip main navigation

Dios nos habla hoy en día

En ocasiones las personas puedan sentirse decepcionadas cuando las peticiones de su corazón no tienen una respuesta inmediata. Esto puede hacerles pensar que sus oraciones y sus peticiones no son escuchadas; inclusive, que Dios no tiene tiempo para ellos o que simplemente no es posible comunicarse con Él.

Para Dios toda inquietud es importante y tendrá una respuesta en Su debido tiempo y de acuerdo con Su voluntad. Nunca debemos olvidar que Él es nuestro Padre y nos ama.

Algunas personas no logran percibir o comprender Sus respuestas, en ocasiones dichas personas están sumergidas en la tristeza o en la desesperación a tal grado que les impide ver esas señales que indican que Dios les está hablando y que cuida de ellos.

Cómo recibir y entender las respuestas de Dios

Hay cinco maneras en que puedes recibir y entender las respuestas de Dios. Vale la pena examinarlas a detalle:

1. Leer Su palabra escrita

En Romanos 15:4 dice: “Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza, se escribieron, a fin de que por la paciencia y por la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza”. 

Las promesas de Dios están registradas en las Escrituras para que, de esta manera, quien las lea pueda recibir la esperanza que necesita. Por tal motivo, cuando tengas necesidad de acercarte a Dios, es recomendable que te sumerjas en la lectura de las Escrituras y ores para lograr un mejor entendimiento. 

Esto no significa que necesitas aprender todos los versículos o pasajes de las Escrituras, sino que simplemente necesitas abrirlas, leer y orar, lo cual es una manera de establecer una relación personal con Dios.

2. Creer que sí puedes recibir respuestas

Algunas veces el corazón espera escuchar la voz y la guía de Dios de manera fuerte y clara, pero nada ocurre. En Hebreos 3:12 se menciona, “Mirad hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo”. 

Es difícil recibir una respuesta o señal divina si se está falto de fe, así que ten paciencia, continúa orando y leyendo y entonces será más fácil que sientas una respuesta que podrás reconocer. 

Se trata de ser humildes de corazón, de tener fe y el deseo real de conocer la voluntad de Dios y Su poder divino.

...
La esperanza de la luz de Dios
6:39

3. Escuchar a las personas

Dios también puede utilizar a otras personas cercanas a ti para comunicar un mensaje, puede tratarse de amigos o familiares, conocidos o desconocidos, mediante una conversación o con un consejo. Si un familiar o un amigo muy querido te invita a conocer a Dios, escúchalo, ya que puede ser un llamado para ti. 

Cuando los escuches algo causará un sentimiento repentino de paz y alegría que te llenará. Entonces tendrás la certeza de que no es la persona quien habla, sino Dios mismo

4. Prestar atención a los sueños

En Joel 2:28 dice: “… después de esto, derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños y vuestros jóvenes verán visiones”.

Los sueños pueden ser fruto del Espíritu. En ocasiones, el Padre aclara dudas y envía respuesta por medio de sueños. Es una de las maneras en las que Dios sigue hablando a las personas.

5. Orar

La guía de Dios es necesaria en todo momento, no solo en las aflicciones, también en las alegrías que tienen lugar en la vida cotidiana. Dios está presente, en todo momento y en cualquier lugar. Habla con Él ya que, como el Padre amoroso que es, siempre está deseoso de escucharte.

Ora con los misioneros
Mormon.org Chat está escribiendo…