El Espíritu Santo

El Espíritu Santo nos consuela, nos ayuda a reconocer la verdad y testifica de Jesús. Aprende más acerca del Espíritu Santo y cómo te puede ayudar en tu vida.

Los rayos de luz en en el cielo ilustran la presencia del Espíritu Santo

¿Cuál es el papel del Espíritu Santo?

El Santo Espíritu, o Espíritu Santo, es un testigo de Dios y Jesucristo. El Espíritu Santo confirma la verdad del Evangelio de Jesús. Como un personaje de Espíritu, se comunica con nosotros con una “voz apacible de perfecta suavidad, cual… un susurro, y penetra hasta el alma misma” (Helamán 5:30).

Proporciona guía

El Espíritu puede guiarte a través de tu vida. Cuando pidas ayuda a Dios en tus oraciones, Su Santo Espíritu te “mostrará todas las cosas que debéis hacer” (2 Nefi 32:5). Una manera en que Dios se comunica con nosotros es por medio del Espíritu Santo. La mayoría de las veces, el Santo Espíritu habla a nuestra mente y nuestro corazón por medio de pensamientos y sentimientos.

Ofrece consuelo

Antes de ser crucificado, Jesús prometió a Sus seguidores que el Padre les enviaría al Consolador, o el Espíritu Santo (Juan 14:26-27). Una función del Espíritu Santo es ofrecernos consuelo y paz. El Espíritu Santo nos consuela cuando tenemos miedo, cuando nos sentimos solos o agobiados y nos llena de “esperanza y amor perfecto” (Moroni 8:26).

Puede lograr cambios en el corazón de las personas

El Espíritu puede cambiar y purificar tu corazón. Todos sufrimos dificultades internas e imperceptibles. Podemos sentir enojo, celos y muchos otros sentimientos causados por una infinidad de circunstancias. Mediante nuestra fe en Jesús, el Espíritu Santo puede purificar nuestros corazones y cambiar nuestras intenciones. Puede ayudarnos a perdonar a otros, a reemplazar el enojo con amor y a ser más como Cristo.

Confirma la verdad

El Espíritu Santo te puede ayudar a “saber la verdad de todas las cosas” (Moroni 10:5). Él testifica de Nuestro Padre Celestial y de Jesucristo, así como de Su papel divino, del amor de Dios y de todas las verdades eternas. Puedes sentir al Espíritu Santo confirmar la verdad en tu corazón y en tu mente, cuando estudias las escrituras y pides en oración que te ayude a comprenderlas.

¿Cómo puedo sentir la influencia del Santo Espíritu en mi vida?

Todos podemos sentir la influencia y el poder del Espíritu Santo cuando buscamos hacer el bien y nos esforzamos por seguir el ejemplo de Jesús. Las actividades como orar, leer la palabra de Dios, asistir a la iglesia y servir a otros, con frecuencia invitan la influencia del Espíritu Santo. Las escrituras nos dan la explicación de cómo conservar la compañía del Espíritu Santo con nosotros todo el tiempo.

Ser humilde

Las personas humildes reconocen el poder de Dios y ponen Su voluntad por encima de la propia. Esta acción invita al Espíritu. El Libro de Mormón aconseja, “que os humilléis ante el Señor, e invoquéis su santo nombre, y veléis y oréis incesantemente, para que no seáis tentados más de lo que podáis resistir, y así seáis guiados por el Santo Espíritu” (Alma 13:28).

Ejercitar la fe

La Biblia enseña que la “la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11:1). El tener fe te ayudará a sentir la influencia del Espíritu Santo con más frecuencia. El Libro de Mormón confirma, “Y todos los que… tienen fe, gozan de comunión con el Santo Espíritu, el cual se manifiesta a los hijos de los hombres según su fe” (Jarom 1:4).

Recordar a Jesús

Jesús ha prometido que el Espíritu siempre estará con las personas que recuerden lo que Él ha hecho por ellas. El Libro de Mormón habla de la ocasión en que Jesús visitó a la gente en la antigua América, después de Su Resurrección. De la misma manera que lo hizo en Jerusalén, les presentó el sacramento y les dijo: ”Haréis esto en memoria de mi cuerpo… Y será un testimonio al Padre de que siempre os acordáis de mí. Y si os acordáis siempre de mí, tendréis mi Espíritu para que esté con vosotros” (3 Nefi 18:7).

El Espíritu Santo es una fuente de consuelo que te puede guiar a mayores bendiciones y a confirmar verdades importantes. Al buscar la influencia del Espíritu Santo, podrás acercarte más a Dios y aprenderás más sobre Él.

Descubre más temas