20 versículos de la Biblia sobre ayudar a los demás

En la Biblia descubrimos muchos actos de servicio realizados por Jesucristo, nuestro Salvador. Él nos aconsejó que nos esforcemos por seguir Su ejemplo perfecto ayudando a nuestros semejantes. Estos 20 versículos de la Santa Biblia nos inspiran a servir a los demás y nos enseñan cómo hacerlo.

La Biblia nos enseña a amar y a servir a los demás

1

Juan 13:34

Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis los unos a los otros.

2

Efesios 4:32

Más bien, sed benignos los unos con los otros, misericordiosos, perdonándoos los unos a los otros, como también Dios os perdonó a vosotros en Cristo.

3

Mateo 23:11

El que es el mayor entre vosotros será vuestro siervo.

4

Mateo 20:28

Así como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos.

Presta servicio a tu familia

5

1 Timoteo 5:8

Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo.

6

Efesios 5:25

Maridos, amad a vuestras esposas, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,

7

Juan 19:26–27

26 Y cuando vio Jesús a su madre y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo.

27 Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa.

Presta servicio a tu prójimo

8

Santiago 1:27

La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo.

9

Hebreos 6:10

Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo ministrado y ministrando aún a los santos.

10

Levítico 19:34

Como a un natural de vosotros tendréis al extranjero que peregrine entre vosotros; y lo amarás como a ti mismo, porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto. Yo, Jehová, vuestro Dios.

11

Gálatas 5:13–14

13 Porque vosotros, hermanos, a libertad habéis sido llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros.

14 Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

...
Max y Evelyn Pérez, Santos de los Últimos Días
Max y Evelyn Pérez, Santos de los Últimos Días
Ayudar a quienes nos rodean

Presta servicio a tus enemigos

12

Mateo 5:44

Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;

13

Deuteronomio 28:48

Servirás, por tanto, a tus enemigos que enviará Jehová contra ti, con hambre y con sed, y con desnudez y con falta de todas las cosas; y él pondrá yugo de hierro sobre tu cuello, hasta destruirte.

14

Proverbios 25:21

Si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer pan; y si tuviere sed, dale de beber agua,

15

Lucas 10:33–34

33 Mas un samaritano que iba de camino llegó cerca de él y, al verle, fue movido a misericordia;

34 y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole sobre su propia cabalgadura, le llevó al mesón y cuidó de él.

Las bendiciones de ayudar a los demás

16

Lucas 22:27

Porque, ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Sin embargo, yo estoy entre vosotros como el que sirve.

17

Mateo 25:40

Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos, mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.

18

Tito 3:8

Palabra fiel es esta, y en estas cosas quiero que insistas con firmeza, para que los que creen en Dios procuren ocuparse en buenas obras. Estas cosas son buenas y útiles a los hombres.

19

Mateo 10:39

El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará.

20

Mateo 22:37–39

37 Y pusieron sobre su cabeza su acusación escrita: Este ES JESÚS, EL REY DE LOS JUDÍOS.

38 Entonces crucificaron con él a dos ladrones, uno a la derecha y otro a la izquierda.

39 Y los que pasaban le injuriaban, meneando la cabeza,

Explora más temas relacionados