¿Hay algo en tu pasado que te atormenta? El perdón puede ser la respuesta que buscas

“Que vino al mundo, sí, Jesús, para ser crucificado por el mundo y para llevar los pecados del mundo, y para santificarlo y limpiarlo de toda iniquidad; para que por medio de él fuesen salvos todos aquellos a quienes el Padre había puesto en su poder y había hecho mediante él” (D. y C. 76:41–42). 

Ese gran sacrificio que hizo Jesucristo por todos los hombres es conocido como la Expiación y es el acontecimiento más importante en la historia de la humanidad. Sin embargo, muchas personas todavía continúan sin comprender el sacrificio expiatorio y siguen pensando que sus pecados son tan graves que jamás tendrán el perdón que necesitan para vivir con Dios.

Entender el plan es el primer paso para poder arrepentirse

Jesucristo era la única persona que podía ser nuestro Salvador. Al estudiar las Escrituras (tanto en la Biblia como en el Libro de Mormón) podemos comprender más en cuanto a esta verdad. Jesucristo es el Hijo Unigénito de Dios, el único que tenía poder sobre la muerte.

En este sentido, es sumamente importante entender que Él era el único que podía vencer tanto a la muerte temporal como a la espiritual. Y que, sin este sacrificio, ninguna persona podría tener la esperanza de volver a vivir con el Padre Celestial. “Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo unigénito para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna” (Juan 3:16).

...
Gracias a Él
2:45

El perdón brinda la paz que tanto necesitas

Si bien, el proceso del arrepentimiento no es un asunto sencillo, debes saber que al final del camino te brindará la paz que tanto necesitas.

El arrepentimiento es el primer paso para encontrar el perdón

Toda persona requiere del don del arrepentimiento puesto que ningún alma ha llegado a la perfección, por lo tanto, es necesario que te arrepientas de todo aquello que pueda alejarte de Dios. 

Al comprender esto puedes comenzar a abrir la puerta que te conduce a la felicidad, a la paz y por supuesto, al camino que te llevará de regreso al reino de Dios.

Jesucristo te ayuda a seguir adelante

Si bien cada acción tiene una consecuencia, debes saber que el sacrificio de Jesucristo te ayuda para logar el perdón, llegar a ser limpio del pecado, sentir paz y determinación para seguir en adelante.

El perdón es para todos, sin excepciones

Para Dios todos son Sus hijos y deben transitar el mismo camino del arrepentimiento para encontrar el perdón de sus pecados.

El primer paso es reconocer que se ha pecado

Al reconocer que te has equivocado seguramente despertarás una mezcla de sentimientos difíciles de descifrar, pero es algo necesario. Sin este paso, el arrepentimiento jamás llegará a ser verdadero y tampoco serás capaz de hallar paz. 

Debes estar atento a los susurros del Espíritu Santo, pues Él es quien se encarga de dar a conocer las verdades concernientes a las cosas espirituales

La tristeza es parte del proceso

Cada vez que nos arrepentimos, nos acompaña un gran sentimiento de pesar. La tristeza que sentimos es la que ayuda a las personas a cambiar, tal como dice 2 Corintios 7:10: “Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación… pero la tristeza del mundo produce muerte”.

Abandonar para poder volver a comenzar

La prueba decisiva se vive cuando debes decidir dejar atrás el pecado, para poder empezar a construir una vida nueva. El poder del arrepentimiento no obra en quien solo manifiesta la voluntad de cambiar, sino en quién se esfuerza y demuestra con hechos que está dispuesto a volver a comenzar y seguir a Jesucristo.

Compartir la felicidad de acercarse a Dios

Una vez que se ha recorrido el camino del arrepentimiento, se ha confesado y tratado de reparar el daño, será natural que las personas deseen compartir la felicidad y la paz que sienten. Es natural que sientas el deseo de hacerle saber a los demás que mediante el maravilloso don del arrepentimiento, se puede seguir a Cristo y ser parte de Su Iglesia y de Su familia.

Aprende cómo pedir perdón a Dios

Explora más temas

¿Cuál es el propósito de la vida?

Dios, nuestro amoroso Padre Celestial, desea que tengamos felicidad y gozo.

Cuatro maneras de fortalecer tu relación con Dios

Dios no es solo un ser al que oramos y en quien creemos. También es un Padre amoroso, y podemos tener una relación fuerte y significativa con Él. Tú puedes edificar y fortalecer tu relación con Dios al hacer tres cosas sencillas todos los días:

Jesús en el Libro de Mormón

Jesús pasó Su vida terrenal cerca de Jerusalén, enseñando a los judíos acerca de Su evangelio; pero también enseñó a las personas en otra tierra: el continente americano.

¿Es Dios real?

Sí. Y Él te conoce y te ama.

¿Qué es el Libro de Mormón?

Al igual que la Biblia, el Libro de Mormón es un registro antiguo que enseña acerca de Jesús.
Mormon.org Chat está escribiendo…