Skip main navigation

Cumplir con una solicitud del Libro de Mormón

Todos los días hay personas que solicitan un ejemplar del Libro de Mormón y un breve mensaje de los misioneros. Pueden optar por tener una visita en casa o hablar con los misioneros en línea y descargar una copia electrónica del Libro de Mormón. Las personas pueden escoger un tema específico sobre el cual hablar que pueda ser relevante para su vida o que sea algo por lo que tengan curiosidad.

Lo que la persona espera

Cuando reciba una solicitud de un Libro de Mormón, la persona con la que se reunirá podría haber visto este video. Esto le dará una idea de lo que esa persona podría estar esperando cuando la visite. Los mismos principios se aplican si se reúne con él o ella por medio de una llamada o videollamada.

...
Las misioneras hablan con una mujer y su hijo
Qué esperar de una visita de los misioneros
1:33

¿Alguna vez te has preguntado cómo es reunirte con los misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días? Mira este video para conocer qué puedes esperar de su visita.

La persona interesada probablemente vio un anuncio en Facebook o Google y llenó un formulario para solicitar un Libro de Mormón. Es posible que incluso hayan explorado VenirACristo.org un poco. La imagen que aparece a continuación muestra el proceso desde que alguien ve un anuncio, visita VenirACristo.org, llena un formulario para solicitar un producto o visita, hasta que los misioneros reciben la referencia mediante las redes sociales en el Planificador de la carpeta de área.

Una imagen que explica el contenido de la página.

Cómo prepararse

Una solicitud del Libro de Mormón es una lección introductoria, diseñada para ayudarle a familiarizarse con las personas a las que enseña, invitar al Espíritu y compartir un mensaje basado en sus necesidades. Debido a que han solicitado un Libro de Mormón, asegúrese de llevar un ejemplar y compartir una introducción sobre este. El libro de Mormón es “el instrumento más poderoso que usted tiene para la conversión” (Predicad Mi Evangelio, capítulo 5). Ayude a otras personas a sentir el Espíritu a medida que enseñe con el Libro de Mormón y la Biblia.

Cuando alguien solicite una visita, él o ella puede elegir conversar sobre una variedad de temas según lo que seleccione al rellenar un formulario. Estas notas se pueden encontrar en el Planificador de la carpeta de área cuando reciba la referencia mediante las redes sociales. Si tiene preguntas específicas o desea obtener más recursos sobre el Libro de Mormón, puede encontrarlos aquí.

Si le hacen preguntas difíciles, pueden consultar esta página de Preguntas comunes.

...
Los misioneros entran una casa

Vea cómo estos misioneros responden y se preparan una vez que reciben una referencia mediante las redes sociales.

Cosas para recordar

1. Comuníquese con la persona lo antes posible

Cumpla con cada solicitud de estudio del Libro de Mormón poniéndose en contacto con la persona. ¡Un mensaje de texto suele ser mejor! Esté preparado para analizar el tema que él o ella solicitó.

2. Entréguele el artículo que solicitó

Evite cualquier enfoque de la visita que pueda hacer que la persona se sienta engañada, por ejemplo, al no proporcionar un mensaje sobre el tema solicitado o no presentar el Libro de Mormón. Sin embargo, puede conversar sobre temas y pasajes de las Escrituras adicionales, según sea necesario, para aclarar su mensaje o responder a otras preguntas.

3. Mantenga actualizado el Planificador de la carpeta de área

Asegúrese de que la información esté lo más actualizada posible. Cuanta más información tenga, más puede ayudarle a usted y a los misioneros en el futuro a estar más preparados para reunirse y enseñar a cada persona.

Establezca una relación significativa con cada persona. Hable con sinceridad y comparta un poco más acerca de usted mismo, más allá del hecho de que es un misionero. Comparta breves experiencias personales de su vida y analice cómo lo que aprendió de su experiencia puede marcar una diferencia en la vida de él o ella.

Mormon.org Chat está escribiendo…