Daré el primer paso

Jesús dijo a todos, “Seguidme” (Juan 12:26). Seguir sus pasos te dará esperanza en esta época difícil. Descarga el folleto gratuito La invitación del Salvador.

Semana Santa

1/8

Domingo de Ramos

El Domingo de Ramos, Jesús hace Su entrada triunfal en Jerusalén mientras Sus seguidores agitan ramas de palmeras y tienden mantos por donde pasa. Cada paso que da es celebrado, porque estaba a punto de culminar una jornada que cumpliría miles de años de profecía y traería paz y salvación a todos los que lo siguieran con fe. Esta Semana Santa, podemos dar los primeros pasos para hacer un cambio positivo en nuestras vidas, sabiendo que Jesús ha preparado el camino para nosotros.

Jesucristo invita a los niños pequeños a venir a Él
Aprende más sobre la misión de Jesús
Aprende más

Lee el relato del Domingo de Ramos en La Biblia.

1 Y cuando se acercaron a Jerusalén y llegaron a Betfagé, al monte de los Olivos, entonces Jesús envió a dos discípulos,

2 diciéndoles: Id a la aldea que está delante de vosotros, y enseguida hallaréis un asna atada y un pollino con ella; desatadla y traédmelos.

3 Y si alguien os dice algo, decid: El Señor los necesita. Y enseguida los enviará.

4 Y todo esto aconteció para que se cumpliese lo que fue dicho por el profeta, cuando dijo:

5 Decid a la hija de Sion: He aquí, tu Rey viene a ti, manso y sentado sobre un asna, y sobre un pollino, hijo de animal de carga.

6 Entonces los discípulos fueron e hicieron como Jesús les mandó;

7 y trajeron el asna y el pollino, y pusieron sobre ellos sus mantos; y él se sentó encima.

8 Y la multitud, que era muy numerosa, tendía sus mantos en el camino; y otros cortaban ramas de los árboles y las tendían en el camino.

9 Y las multitudes que iban delante de él y las que iban detrás aclamaban, diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!

10 Y al entrar él en Jerusalén, toda la ciudad se alborotó, diciendo: ¿Quién es este?

11 Y la gente decía: Este es Jesús, el profeta, de Nazaret de Galilea.

Líneas decorativas
Siguiente
La purificación del Templo