Acerca de nosotros

Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días creemos, primero y ante todo, que Jesucristo es nuestro Salvador y Redentor. Es por eso que preferimos que se llame a nuestra Iglesia por su nombre completo, en lugar del antiguo apodo “mormona”.

Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días creen que por medio de Jesucristo todo el género humano puede disfrutar de la vida eterna con su familia en el Reino de Dios (véase Juan 3:16). También creemos que, antes de nacer, todos vivimos con Dios como espíritus (véase Romanos 8:16), y que de acuerdo con Su plan de felicidad, vinimos a la tierra para recibir un cuerpo físico a fin de crecer y aprender. También creemos que, mediante la obra que se lleva a cabo en los templos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, las relaciones familiares pueden durar para siempre. A fin de recibir esas bendiciones, debemos procurar conocer y seguir la voluntad de Dios, tal como se ha revelado en las Santas Escrituras y a través de los profetas vivientes, y vivir con rectitud. También debemos arrepentirnos cuando cometemos errores.

La misión de la Iglesia es ayudarnos a hacer frente a los desafíos de esta vida y ayudarnos a seguir a Jesucristo para que seamos dignos de las bendiciones temporales y espirituales que Dios desea para nosotros.

La Iglesia

La Iglesia fue establecida el 6 de abril de 1830 por José Smith, el primer Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Creemos que él fue llamado por Dios para ser un profeta en esta era moderna, así como en tiempos bíblicos lo fueron Moisés y Abraham. José Smith vio a Dios el Padre y a Jesucristo en una visión después de haber orado para saber a qué iglesia debía unirse. Ellos lo llamaron para restaurar la Iglesia que Cristo organizó cuando Él estuvo en la tierra, con la debida organización y autoridad del sacerdocio, que se habían perdido poco después de la muerte del Salvador.

En 1830, la Iglesia se formó en un inicio con seis miembros; a partir de ahí, la Iglesia restaurada de Jesucristo ha aumentado su número de miembros a más de quince millones de personas en seis continentes. Después de la muerte de José Smith, una sucesión ininterrumpida de profetas ha dirigido la Iglesia; estos profetas y otros líderes de la Iglesia que sirven con ellos procuran siempre que los miembros comprendan mejor y sientan más amor por el evangelio de Jesucristo.

VeniraCristo.org

Este sitio web tiene como propósito presentar nuestra Iglesia al mundo. En estas páginas esperamos proporcionar información precisa, responder tus preguntas y brindar diferentes maneras de aprender más. Esperamos que este sitio sea un buen comienzo para tu investigación de nuestra fe. También te invitamos a comunicarte con los misioneros y a asistir a nuestros servicios de la Iglesia.

Mormon.org Chat está escribiendo…